Guantes de protección contra el frío

Los guantes de protección contra el frío que distribuimos en Andaluza de Gomas, están diseñados para proteger las manos del frío. Esta exposición al frío, puede estar asociada tanto a condiciones climáticas como a una actividad industrial. La norma UNE-EN 511:2006 “Guantes de protección contra el frío”, específica los requisitos y métodos de ensayo para los guantes que protegen contra el frío convectivo y conductivo hasta los -50 °C. Esta norma establece, fundamentalmente dos ensayos diferentes que evalúan la protección frente a dos formas distintas de intercambio de calor (convectivo y contacto), además de un ensayo que verifica si el guante sigue manteniendo sus propiedades protectoras cuando se moja. Existen también requisitos mínimos de resistencia mecánica, asociados a los distintos niveles de prestación térmica. Frío Convectivo. Aislamiento térmico (ITR ) .

Los guantes de protección contra el frío deben estar diseñados de tal forma que la temperatura ambiental afecte lo menos posible a la temperatura entre la piel y el interior del guante. Se trata, en definitiva, de aislar térmicamente las manos para evitar el enfriamiento por transferencia de calor al aire exterior.

  

Guantes de protección contra microorganismos

Las normas armonizadas, elaboradas para dar cumplimiento a las exigencias esenciales de la Directiva 89/686/ CEE en proteccion labora.Abarcan de forma simultánea en una misma norma los requisitos para los guantes de protección contra microorganismos y contra productos químicos, aunque no tienen por qué ofrecer los dos tipos de protección a la vez.

Para ofrecer protección contra microorganismos hay una serie de requisitos específicos en relación con la calidad en fabricación de los guantes, que deben cumplirse.

Guantes de protección contra riesgos mecánicos

Existen en el mercado guantes de protección contra distintos tipos de riesgos mecánicos. Los guantes de seguridad laboral protegen las manos contra riesgos de abrasión, corte por cuchilla, rasgado y perforación, pudiendo ofrecer distintos niveles de prestaciones frente a cada uno de estos riesgos.

Guantes de protección contra productos químicos

En el entorno laboral, existen numerosas situaciones en las que las manos entran en contacto con agentes químicos peligrosos lo cual puede constituir un riesgo si la piel es una posible vía de entrada. La selección del guante de protección que ponemos a su disposicion desde Andaluza de gomas, puede evitar o retardar este contacto y su posible absorción por vía dérmica, mejorando así su protección.

Entre los agentes químicos, podemos referirnos a las sustancias químicas por si solas o mezcladas constituyendo preparados comercializados. Las sustancias y preparados comercializados son muy numerosos. En la actualidad, se estima el empleo a nivel industrial de unas 70.000 sustancias químicas, cada cual con unas propiedades fisicoquímicas y toxicológicas que determinan su peligrosidad. En la práctica, puede ocurrir además que la exposición no sea a una única sustancia o preparado conocido sino a varias sustancias presentes de forma simultánea, ya sea de forma intencionada o no. A veces incluso, pueden ser sustancias que sean subproductos o productos intermedios de un determinado proceso industrial o de cualquier otra actividad con agentes químicos. El RD 374/2001 sobre protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra riesgos relacionados con los agentes químicos en el trabajo, en el marco de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, indica la obligación de realizar una evaluación de riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores originados por los agentes químicos presentes en el lugar de trabajo. Esta evaluación de riesgos debería comenzar por determinar la peligrosidad del/los productos. La peligrosidad de una sustancia química o preparado viene definida a través de su clasificación atendiendo a la normativa sobre notificación, clasificación, envasado y etiquetado (RD 363/1995 y RD 255/2003).